Campos Visuales

La perimetría o estudio de los campos visuales en glaucoma, entre otras cosas, nos da información a cerca de la función del nervio óptico (el cable que lleva las imágenes que capta el ojo, hacia el cerebro donde se interpretan). Es un estudio fundamental tanto para el diagnóstico del glaucoma y para el seguimiento de este a lo largo del tiempo.

Como el glaucoma es una enfermedad crónica que tiende a progresar,  el estudio de los campos visuales casi siempre se necesita realizar periódicamente, sobre todo y con mayor frecuencia durante los primeros años desde el diagnóstico de la enfermedad. En otras palabras, con un sólo estudio de campos visuales, usualmente nunca es suficiente.

Es importante destacar que al ser un estudio que requiere de la interacción del paciente con la máquina de prueba, se requiere de un periodo de aprendizaje, que puede variar de persona a persona y esto es algo completamente normal y esperado.

Como cualquier prueba diagnóstica complementaria, por si sola no es suficiente para hacer diagnósticos ni tomar decisiones en cuanto al tratamiento, por lo que debe ser siempre interpretada en el contexto total de cada paciente.

Es un estudio no invasivo, no produce ningún tipo de dolor ni existe ningún riesgo inherente a la prueba. El operador, la persona encargada de aplicar la prueba al paciente, le dará algunas instrucciones que debe seguir para procurar la mayor fiabilidad de los resultados de la prueba.

Recomendaciones a los pacientes cuando van a realizar sus estudios de campos visuales:

  • Aplicar sus lágrimas artificiales o lubricantes como le indicó su oftalmólogo. Se le puede indicar aplicar una gota previo al inicio de la prueba.
  • Tratar de ir lo más descansado y relajado posible, recuerde, la prueba no duele ni es peligrosa.
  • Si presenta algún antecedente de movilidad reducida, problemas en el cuello, o en sus manos hágaselo saber al médico y al operador.
  • Siga las instrucciones del operador.
  • Mantenga su mirada sobre el punto que le indica el operador. No intente buscar las luces con la mirada. Si no las ve, no se preocupe, es algo esperado.
  • Apriete el botón solo cuando esté seguro de haber visto la luz.
  • Durante la prueba parpadee normalmente.
  • Si se siente cansado durante la prueba, notifique al operador y tome un descanso.
  • Si siente alguna incomodidad durante la prueba, notifique al operador inmediatamente, no continue hasta estar lo más cómodamente situado posible.

Si tiene alguna inquietud, no dude en contactarnos.