Glaucoma y Enfermedad por Ojo Seco

El ojo seco es una enfermedad producto de muchos factores que afecta la superficie de los ojos, se asocia a inflamación y daño de esta y  se manifiesta a través de múltiples síntomas. Los síntomas relacionados a enfermedad por ojo seco (EOS) pueden incluir sensación de cuerpo extraño o arenilla en los ojos, ojos rojos, paradójicamente se puede presentar lagrimeo, fluctuaciones en la calidad de la visión, dolor, ardor, escozor e incluso puede llegar a ser asintomático.

La enfermedad por ojo seco puede llegar a ser muy molesta, afectando la calidad de vida, las actividades diarias de quién lo padece e incluso producir discapacidad.

Es una enfermedad extraordinariamente común y se estima que casi todas las personas en algún momento de su vida desarrollan algún tipo o grado de enfermedad por ojo seco, suele ser sub-diagnosticada y más aun sub-tratada.

Uno de los factores más importantes que se asocian al desarrollo de Enfermedad por Ojo Seco es el uso crónico o a largo plazo de colirios (gotas para los ojos), situación prácticamente inevitable en la mayoría de los pacientes que padecen de Glaucoma, recordemos que la primera opción de tratamiento para pacientes con glaucoma es con gotas para los ojos y siendo el glaucoma una enfermedad crónica, es decir, que no hay una cura definitiva para ella, el tratamiento con gotas es de por vida en la mayoría de los casos.

Las gotas para los ojos, tradicionalmente incluyen en su formulación una sustancia preservante, usualmente Cloruro de Benzalconio (BAK), que en resumidas cuentas funciona como un detergente que teóricamente reduce la contaminación del contenido del frasco del medicamento. A lago plazo este compuesto puede resultar en inflamación crónica de la superficie ocular, trayendo como consecuencia Enfermedad Por Ojo Seco, efecto colateral del tratamiento crónico del glaucoma.

Los subespecialistas en glaucoma debemos evaluar la presencia y severidad de Enfermedad por Ojo Seco en cada consulta dado que es uno de los objetivos fundamentales del tratamiento del glaucoma: preservar la visión a la vez que se preserva la calidad de vida del paciente.

Como subespecialistas en glaucoma contamos con herramientas que nos permiten diagnosticar y tratar la Enfermedad por Ojo Seco como lo son los cuestionarios como el OSDI, el uso de tinciones especiales de la superficie ocular en la consulta, estudios especiales como la meibografía, la evaluación de la superficie con equipos como el Keratograph 5M que nos ayudan a determinar la severidad de la enfermedad y los factores que contribuyen a este, así como también para dar seguimiento de la enfermedad por ojo seco a largo plazo. Incluso podemos referir al paciente con un oftalmólogo subespecialista en enfermedades inflamatorias de los ojos en caso de que la enfermedad por ojo seco sea muy difícil de controlar.

Para prevenir la aparición de la Enfermedad por Ojo Seco en pacientes con glaucoma contamos recientemente con diversas opciones como las gotas oftálmicas libres de preservantes (PF, SP, etc) o su glaucomatólogo le puede recomendarle algún tratamiento con láser para disminuir la presión intraocular (SLT).

Recuerde, el tratamiento crónico del glaucoma siempre incluye como objetivo primario el mantenimiento de la calidad de vida.